Qué coches pueden adaptarse al mecanismo GLP

En el mercado de las nuevas tecnologías, como el GLP de gas licuado y el GNC de gas natural comprimido, está a disposición de los usuarios que cuenten con automóviles adaptados a las nuevas necesidades energéticas y ambientales de nuestros días, las cuales son parecidas en su mecánica y funcionamiento.

La gran diferencia se presenta en las marcas de automóviles que las adoptan. El GLP es adoptado para los coches de Renault, Fiat, Dacia y Opel y el GNC es adoptado por marcas automovilísticas como Volkswagen y SEAT.

También, hay diferencias técnicas entre ambas modalidades, como en su sistema de almacenamiento y el estado físico del combustible. En cuanto a la presencia del GLP para suministro de gas licuado, se hace la gran diferencia ya que esta tendencia cuenta con una red de distribución con un gran número de estaciones de servicio y centros de repostaje.

En ese orden, los españoles que viven en cualquier ciudad tienen asegurado su suministro. Mientras que los conductores que seleccionen automóviles con GNC deben estar atentos si su coche contará con estaciones de reportaje en sus localidades y planificar sus viajes para regiones donde pueda usar gas o utilizar gasolina en sus traslados donde no pueda repostar.

Cuando deciden adaptar un coche a GLP, los costos de inversión en su adaptación se retornan muy rápido, dado el ahorro en los costes de suministro de combustible, ya que es una tecnología más económica. Los expertos aseguran que entre los 50.000 y 60.000 km de recorrido ya se ha amortizado la inversión.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *