coche congelado

Cómo proteger tu coche de las heladas

Con la llegada del invierno y de las bajas temperaturas, los conductores comienzan a mostrar preocupación acerca de cuál es la mejor forma de cuidar sus coches durante las heladas. Y es que nadie quiere salir de casa para ir a trabajar y toparse con un coche con todos los cristales y las luces congeladas.

En estos casos, nunca se recomienda emprender la marcha, ya que, el riesgo de accidente es mayor, después de todo, la visibilidad del coche será reducida.

Consejos para cuidar el coche durante las heladas

  • Para evitar que los cristales del coche se congelen se recomienda cubrir los mismos con cartón, este debe ser lo suficientemente grueso. Lo ideal es colocarlo entre la luna y los limpiaparabrisas del coche, esto debe hacerse para la parte delantera del coche y para la trasera.
  • El uso de una lona también puede ayudar a prevenir que la luna se congele mientras el coche está aparcado en el exterior.
  • En caso de que la luna esté congelada, se debe retirar el hielo antes de emprender la marcha, pero, echar agua no es la solución, esto sólo agravará todo. La alternativa es echar un poco de alcohol o de refrigerante, de esta forma el hielo se derretirá.
  • Echarle una solución preparada con agua y vinagre a los cristales del coche tan pronto se aparque, también será efectiva para prevenir el congelamiento de estos durante una helada.

En caso de que al entrar al coche el parabrisas esté empañado, tan pronto se encienda el coche, se recomienda que tras unos minutos se active la calefacción y colocar la dirección del aire hacia el parabrisas. Frotar el cristal con la mitad de una patata y luego pasar un trapo seco también es efectivo.