Cambiar la bomba de agua de tu coche en Girona

La bomba de agua o de refrigerante es un componente del sistema de refrigeración del motor, su función es garantizar que el agua o el refrigerante pase por diferentes partes del motor para absorber de forma adecuada el exceso de calor, garantizando que éste se mantenga a la temperatura adecuada

El líquido pasa por el bloque, la cámara, la culata y las camisas disminuyendo el exceso de calor que se genera por el funcionamiento del motor, luego pasa al radiador que se encarga de bajar la temperatura del líquido para que vuelva nuevamente al circuito, lo que evita se produzca un sobrecalentamiento del motor.

El sistema de refrigeración además de la bomba de agua incluye un radiador, un ventilador y un termostato o válvula reguladora de temperatura. En la mayoría de los coches actuales la temperatura media es de 90 ºC, cuando baja es necesario revisar el termostato y si sube demasiado es necesario revisar el sistema de refrigeración.

La bomba de agua es un componente que trabaja de forma continua y está sujeto a desgaste, su cambio se realiza generalmente cuando se sustituye la correa de distribución, el tiempo o el kilometraje recorrido para hacer el cambio dependen de las indicaciones de cada fabricante, el manual del coche contiene las indicaciones, también se puede consultar con un experto.

Cuando la bomba deja de funcionar el refrigerante no circulará y la temperatura del motor comenzará a subir rápidamente, lo cual puede generar sobrecalentamiento.

Un motor con problemas de refrigeración puede griparse, es decir, debido al sobrecalentamiento muchas de sus piezas pueden dilatarse y aumentar su nivel de roce. También se pueden quemar las juntas de la culata, lo que causa que el aceite se mezcle con el refrigerante, lo cual es fatal para el motor.